//
Estás leyendo...
Sin categoría

Ellas tuvieron que escucharnos

El mundo tiene hambre de cambios. Movimientos sociales en todos los rincones del planeta – España entre ellos – lo demuestran cada día. Y los cambios se tienen que dar en prácticamente todos los ámbitos, porque muchos de nosotros, y me arriesgaría decir que la mayoría, queremos reorganizar la forma como funcionamos como sociedad, gobiernos, empresas. Y justo en este último punto, el de las empresas, tenemos logros que contar. Durante los últimos doce meses Oxfam, Intermón Oxfam en España, y cientos de miles de personas de todo el mundo nos hemos unido para exigir que la industria agroalimentaria de un giro en su manera de producir. ¡Y está dando resultado! Hemos dado pasos firmes para acabar con las injusticias que hemos detectado dentro de las cadenas de suministros de las más importantes compañías de alimentos y bebida a nivel mundial.

ImagenHoy hace exactamente un año que lanzamos Tras la Marca, un análisis de las 10 mayores compañías alimentarias del mundo que nos ha dejado boquiabiertos. Ninguna de ellas sacaba buena nota en temas tan fundamentales como garantizar los derechos de las personas trabajadoras, abordar la desigualdad a la que se enfrentan las mujeres que trabajan en las explotaciones agrícolas o el respeto y cuidado medioambiental. Y ni una sola empresa estaba velando adecuadamente porque sus proveedores respetasen los derechos de acceso a la tierra de las comunidades.

Pero desde entonces, gracias a los casi 400 mil activistas que apoyamos la campaña, todas las empresas, salvo General Mills, han mejorado sus puntuaciones generales.

¿Y qué hemos conseguido?

Tratar de manera justa a las mujeres

Gracias a la presión de más 100.000 de vosotros y vosotras, Nestlé, Mondelez y Mars asumieron compromisos importantes para eliminar los retos a los que se enfrentan las mujeres en sus cadenas de suministro.

Empujados por la misma presiõn, Kellogg’s, Mars, Mondelez, Nestlé y Unilever firmaron los Principios para el Empoderamiento de las Mujeres de las Naciones Unidas, un compromiso al más alto nivel para hacer grandes esfuerzos a fin de mejorar las condiciones para las mujeres.

Detener el acaparamiento de tierras

Hace un año, el acaparamiento de tierras era uno de los grandes ausentes en las políticas de las 10 grandes. Seis de las diez empresas sólo obtuvieron un punto en tierras y apenas se reconocía la injusticia que provoca el acaparamiento de tierras, que expulsa a las personas de su hogar, arrastrándolas al hambre y a condiciones de vida de lo más indignas.

Pero después de que 270.000 de vosotros y vosotras se unieran para hacer un llamamiento por la justicia agraria, Coca-Cola no tuvo más remedio que se comprometer a mostrar tolerancia cero ante el acaparamiento de tierras  en toda su cadena de suministro. Como parte de esto, la compañía está llevando a cabo evaluaciones de impacto en Colombia y Guatemala.

Además, otras siete empresas han mejorado sus puntuaciones en tierras. Por lo menos 6 de las 10 grandes (Associated British Foods, Kellogg’s, General Mills, Coca-Cola, Nestlé y Unilever) se han comprometido a respetar el principio de consentimiento libre, previo e informado de las comunidades con el fin de garantizar que pueden decidir sobre sus tierras. Después de que cientos de vosotros y vosotras enviaseis mensajes directamente a Twinings, una marca que posee ABF, vimos que se publicaba una política mejorada en materia de tierras al día siguiente, lo que demuestra el poder que tenemos como consumidores y consumidoras.

Aún seguimos la pelea con Pepsi, para que haga lo mismo. Pero gracias a la presión que has ejercido, ellos se han sentado a dialogar con nosotros y esperamos que esté cerca de que asuman un compromiso.

Eres parte de eso

Nuestras voces son potentes factores de cambio. Y hemos conseguido con estos logros demostrar la veracidad del viejo refrán que dice que ninguna empresa, por grande que sea, puede ignorar la opinión de sus clientes.

Pero aún hay un largo camino que recorrer para conseguir una políticas más justas en el ámbito empresarial. En los temas en los que no nos hemos pronunciado – como agricultores y agricultoras, agua o derechos laborales – se ha avanzado muy poco. Ni siquiera en tierras podemos cantar victoria, porque si sumamos las puntuaciones de las empresas sigue siendo el tema con la puntuación más baja. Pero seguiremos luchando y desafiando a las empresas para que cambien.

A partir de ahora nos centraremos en una de las “grandes cuestiones” de nuestro tiempo: el cambio climático, que ya está teniendo unos efectos enormes en las vidas de agricultores, agricultoras y de comunidades de todo el mundo. La escala del desafío climático es mucho mayor que los esfuerzos que realizan estas empresas para reducir su impacto, pese a que los fenómenos meteorológicos extremos como el Tifón Haiyan de Filipinas, las constantes y desastrosas sequías de varias regiones de África son ejemplos preocupantes de lo que nos podría deparar el futuro.

2014 debe ser un año de firmes medidas sobre el clima por parte de todos y todas, y necesitamos que te sumes a nosotros.

Prepárate para las siguientes iniciativas que comenzarán en mayo, y hasta entonces, comparte nuestro vídeo y enseña al mundo que realmente podemos empezar a lograr un cambio cuando un número suficiente de personas nos pronunciamos.

* Esta entrada ha sido publicada originalmente en eldiario.es el 26 de febrero de 2014.

Anuncios

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Yo en el twitter

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: