//
Estás leyendo...
Sin categoría

Ellas sí me representan

Después de haberme manifestado muchas veces ante el Congreso de los diputados y en otras muchas convocatorias al grito de “NO NOS REPRESENTAN”, hace días me ocurrió algo que me hizo reflexionar sobre esta proclama que ha pasado a formar parte de nuestro día a día desde que estalló la crisis y el malestar social eclosionó en el movimiento 15-M. Fue la presentación del  Proyecto Avizor*, de la Fundación Salvador Soler, en la que premiaron a la catalana Laia Ortiz (ICV) como diputada del año por su compromiso con el desarrollo y la lucha contra la pobreza.

Escuchar a una diputada hablando de una manera tan clara y convencida sobre temas como participación ciudadana, soberanía y justicia alimentaria, equidad, igualdad, visión global de la pobreza y de la justicia, no me dejaron indiferente. Sobre estos temas giró el discurso que pronunció Laia Ortiz al recibir su premio: directo, sencillo y con un sentido común que cuesta de encontrar en la mayor parte de los miembros de nuestro parlamento.

Supo criticar las trabas que pone el Congreso a la ciudadanía para que esta pueda participar en la actividad parlamentaria y habló de la falta de transparencia – para Ortiz, es inadmisible que un ciudadano o ciudadana no pueda ser escuchado en las comisiones del Congreso, por ejemplo -. También habló de las incoherencias que comenten tanto el Poder Legislativo como el Ejecutivo al no escuchar ni siquiera las conclusiones de las comisiones parlamentarias en el momento de tomar las decisiones importantes. Pero todo ello sin abandonar un tono positivo y constructivo, y la convicción de que poco a poco podemos ir cambiando algunas cosas.

Otra grata sorpresa fue conocer la eurodiputada sueca Isabella Lövin, del Partido Verde, hablando no solamente de importantes temas relacionados con el medio ambiente, pero también del sentido de justicia, que por lo visto brilla por su ausencia en los debates en Bruselas. Su visión y discurso sobre las injusticias que generan pobreza, principalmente en los países empobrecidos, pasaría por el filtro de cualquier ONG internacional que trabaja por el desarrollo.

La mala noticia es constatar que perfiles como el de Laia Ortiz o Isabella Lövin no abundan en el hemiciclo español. Según el Informe Avizor, durante el año 2012 sólo 79 de los 350 diputados han presentado alguna iniciativa parlamentaria a favor del desarrollo. Nuestros representantes ignoran los retos globales de la pobreza y del desarrollo y la actual crisis, para mí, ha significado un retroceso aún mayor en la respuesta política a los factores que originan las desigualdades mundiales.

Además, tal como expuso Laia Ortiz en su discurso, los resultados del Informe Avizor corroboran que la falta de transparencia, la rigidez del sistema parlamentario y el mal funcionamiento de los mecanismos de participación ciudadana ahogan la iniciativa individual de los diputados en la lucha contra la pobreza.

Yo, desde luego, no dejaré de usar la frase “NO NOS REPRESENTAN”. Pero también es verdad que a partir de ahora me acordaré de Laia, Isabella y algunos escasos diputados y diputadas -la honrada excepción a la norma- cada vez que grite esta consigna. Ellas sí me representan.

* El Proyecto Avizor es una iniciativa de control ciudadano a través del seguimiento y valoración de la actividad que el Congreso de los Diputados español realiza en relación con la reducción de la pobreza y la promoción del desarrollo internacional.

Anuncios

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Yo en el twitter

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: